Como hacer un curriculum

Fortalezas y debilidades entrevista de trabajo

Cuando nos preguntan sobre nuestras fortalezas y debilidades en una entrevista de trabajo, tenemos que exponer nuestras debilidades de forma positiva: responder qué hacemos para superarlas y, al mismo tiempo, enfatizar nuestras fortalezas en relación al cargo al que estamos postulando.

 

Una clave para enfrentar las fortalezas y debilidades en una entrevista de trabajo es la honestidad. Pero tal honestidad tiene que ir acompañada de la capacidad de superación del postulante, lo que implica que una debilidad nunca puede interferir en la posibilidad de llevar a cabo el trabajo que se debe realizar. Mientras mejor te manejes con respecto a cómo hablas de tus debilidades, más se demostrarán tus fortalezas.

 

Otra clave para enfrentar las fortalezas y debilidades en una entrevista de trabajo tiene que ver con la manera en que las expones. Hablará muy bien de tí el hecho que hayas detectado tus debilidades y el hecho que no afecten a tu trabajo. Demostrarás ante el entrevistador que tienes espíritu de superación si se entera que siempre estás enfrentando tus debilidades y trabajando en ellas.

 

Puedes utilizar diferentes estrategias a la hora de hablar sobre tus fortalezas y debilidades en una entrevista de trabajo. Entrevista de trabajo – puntos fuertes:

 

  • Debes conocer muy bien tus debilidades con el objetivo de demostrar que una debilidad bien usada se puede transformar en una fortaleza. Por ejemplo, ser perfeccionista puede ser una debilidad si impide la ejecución de tu trabajo, pero se transforma en una fortaleza si el tipo de cargo requiere de una persona perfeccionista.
  • Otra buena estrategia es hablar positivamente de tus debilidades, lo que significa que debes expresar explícitamente que estás trabajando sobre esa debilidad. Por ejemplo, en un trabajo anterior no sabías utilizar un programa computacional, pero ahora lo manejas mejor.
  • Otra estrategia para enfrentar positivamente tus debilidades es hacer una lista de las habilidades que se tienen para el puesto laboral y hacer una lista de las habilidades en las que hay que capacitarse. Una vez más, se trata de transformar tus debilidades en fortalezas.
  • Otra estrategia es la de hablar acerca de debilidades que no tengan relación con el trabajo. Por ejemplo, si sabes que en el trabajo al cual estás postulando no son importantes los idiomas, puedes decir que tu inglés no es tan bueno.

 

En resumen, nuestra sugerencia es que hay que tratar de transformar las debilidades en fortalezas.