Como hacer un curriculum

Carta de referencia

Si estás sin trabajo o si quieres salirte de tu trabajo actual y, por tanto, deseas postular a un nuevo trabajo, debes preocuparte de estar bien preparado. Esto significa tener una carta de referencia en tu posesión. Tener buenas referencias puede convertirse en el gatillo para obtener ese tan deseado nuevo empleo. Piensa quién te puede dar buenas recomendaciones para que estés preparado con anticipación cuando te las pidan durante tu proceso de postulación a nuevos trabajos.

 

Por lo general, los empleadores revisan tres cartas de referencia por cada postulante, de manera que ya sabes que esa es la cantidad de referencias que necesitas como mínimo. Pero, ¿a quién le puedes pedir una carta de referencia? Antes de solicitarla, debes pensar en pedir referencias a las personas que te conozcan y que, por supuesto, tú también conozcas, es decir, debes seleccionar a la gente indicada. Debido a que es bastante probable que tu futuro empleador contacte a estas personas para hablar acerca de tí, necesitas a gente que pueda confirmar que has trabajado en ese lugar, que pueda hablar acerca del puesto de trabajo que tuviste dentro de la organización y que pueda hablar acerca de los motivos por los cuales te fuiste de ese trabajo y que pueda entregar, además, otro tipo de información. Además, debes saber qué dirán esas personas sobre tí en la carta de referencia.

 

Para estar preparado antes de postular a un nuevo trabajo, cada vez que dejes un cargo, pide de inmediato una carta de referencia. Con el paso del tiempo, es fácil que tu antiguo empleador se olvide de tí, o incluso, puede ser que la misma gente que trabajó contigo, ya no esté en esa empresa. De manera que si cada vez que dejas un trabajo, te llevas una carta de referencia, ese problema ya no existirá. Si hay empresas en las cuales has trabajado que pueden dar buenas recomendaciones sobre tu persona y te has ido sin pedir referencias, nunca es tarde para pedirlas.

 

Cuando solicites una carta de referencia, no pidas que te escriban una recomendación. Más bien pregunta: ¿Crees que conoces lo suficientemente bien mi trabajo como para escribirme una buena carta de referencia? o ¿Crees que me puedes dar buenas recomendaciones? Si la persona a la que le pides te dice que sí, eso significa que escribirá cosas positivas sobre tí.