Como hacer un curriculum

Carta de recomendacion laboral

Una de las herramientas más importantes para buscar trabajo – además del curriculum vitae y la carta de presentación – es la carta de recomendación laboral. Por lo general, solicitaremos cartas de recomendación personales a nuestros antiguos empleadores, quienes deberán conocernos para poder escribirla. La verdad es que es el antiguo empleador quien supuestamente debe redactar la carta, pero siempre es aconsejable tener una carta de recomendación laboral redactada previamente, para los casos en que los ex empleadores no tengan tiempo de escribirla.

 

Una carta de recomendación laboral debe estar muy bien escrita y no debe poseer errores de ortografía o tipográficos. Hay que ser cuidadoso con ésto, debido a que nuestro futuro laboral puede depender de esta carta.

 

Aquí encontrarás ciertas recomendaciones básicas para que tu carta de recomendación laboral se vea bien y esté bien escrita.

 

  • Un punto muy importante es mencionar tus fortalezas laborales en el empleo anterior que están relacionadas con el cargo al que estás postulando, es decir, las fortalezas laborales que están relacionadas con tu futuro puesto de trabajo.
  • También es importante mencionar los aspectos positivos de la persona recomendada, es decir, sus habilidades, actitudes, capacidades, cómo fue creciendo al interior de la empresa. Además, siempre viene bien hacer mención a sus cualidades humanas, tales como expresar explícitamente que se trata de una persona responsable y confiable, etc.
  • Nunca menciones aspectos que podrían tener algún contenido de discriminación, tales como la raza, la tendencia política, el color, la nacionalidad, la clase social, el género, si eres soltero, casado, divorciado o viudo, la religión, la edad o la apariencia física.
  • Debes tener mucho cuidado con el lenguaje que utilizas en la carta. Nunca utilices un lenguaje ofensivo, ni negativo, ni que se pueda malinterpretar. Más bien utiliza un lenguaje positivo y alentador. Es bueno escribir con este tipo de lenguaje ya que hablará bien sobre tí. Te sugerimos utilizar un lenguaje que tenga palabras llenas de energía, tales como comprometido o comprometida, eficiente, inteligente, observador u observadora, expresivo o expresiva, creativo o creativa, imaginativo o imaginativa, responsable, innovador o innovadora, etc.
  • Por último, trata de utilizar el mismo lenguaje que utilizan los empleadores en el mundo laboral. Utiliza, por ejemplo, las siguientes expresiones: trabajo en equipo, habilidad para comunicar, liderazgo, flexibilidad, capacidad de manejo de conflictos, logro de las metas, etc.